El interior de la gama Menfys

 

ZONA DE DÍA

Diseño y confort.

 

Los interiores de la gama Menfys se distinguen por su estilo «automovilístico» y el contraste entre el gris y el blanco. El ambiente se ha diseñado para que sea posible moverse en el interior con facilidad y aprovechar el espacio lo mejor posible.

 

 

 

 

 

 

La forma ergonómica de la mesa con extensión de serie

 

 

se ha estudiado para facilitar la salida y el acceso al asiento de conducción. Muy versátil y funcional, se puede utilizar también en el exterior, para disfrutar el placer de comer al aire libre cuando hace buen tiempo.

 

Sobre la cabina de conducción, hay espacio de almacenaje para llevar objetos.

 

 

 

 

 

 

 

COCINA

¡Para un tentempié o para el almuerzo del domingo!


El bloque de la cocina lineal de Menfys cuenta con una placa de cocina de dos fogones y fregadero, para preparar sin dificultad un tentempié rápido o un delicioso almuerzo.

El frigorífico de compresor de 70 l, situado bajo la cocina, en el lado de la entrada, tiene doble bisagra, con lo que se puede abrir tanto desde dentro como desde fuera del vehículo: una solución sumamente práctica para sus vacaciones al aire libre.

Todo en su sitio gracias a los cajones y al mueble alto para colocar la vajilla y las provisiones, lo que permite disfrutar de una cocina organizada, práctica y funcional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ZONA DE DESCANSO

Dulces sueños.

 

Las camas posteriores de Menfys garantizan un descanso cómodo y son ideales para recuperar energías después de un intenso día de viaje, gracias a los cómodos colchones ergonómicos antiácaros y a los somieres de láminas de madera.


El ambiente es luminoso

Además de las ventanas posteriores, también la claraboya posterior deja pasar la luz. Para guardar la ropa y los accesorios, hay dos amplios armarios altos en las paredes laterales.

 

 

 

 

BAÑO

Todo lo necesario para su bienestar.

 

El baño consta de dos ambientes separados: lavabo e inodoro por un lado, ducha por el otro, y cuenta con una ventana para mayor luminosidad.


Separa la ducha una práctica cortina con imanes, de quita y pon: una vez utilizada, se puede colgar fuera para dejarla secar. La ducha tiene el plato más bajo que el resto del suelo (para que el agua no se salga y que el resto del baño se mantenga seco) y cuenta con columna, grifo separado y un cómodo espacio portaobjetos para dejar la esponja y los productos de ducha.